martes, 11 de agosto de 2015

Un camarista federal será investigado por su rol en la dictadura

A pedido de la Cámara Federal de Apelaciones de Córdoba

Es Luis Rueda, cuyo nombre fue mencionado por testigos en el juicio La Perla y en otros procesos judiciales de lesa humanidad. Las denuncias en su contra eran sistemáticamente archivadas. El juez Miguel Hugo Vaca Narvaja ordenó incorporarlas a un único expediente para su reapertura e investigación.

El vocal de la Cámara Federal de Apelaciones de Córdoba, Luis Rueda, deberá ser investigado por su rol en diversos casos de violaciones a los derechos humanos durante la última dictadura cívico militar. Rueda fue mencionado por al menos 20 testigos en el juicio “La Perla” y también en otros procesos judiciales de lesa humanidad. Sin embargo, las denuncias en su contra eran sistemáticamente archivadas. Al menos, hasta ahora.

El titular del Juzgado Federal N° 3, Miguel Hugo Vaca Narvaja, ordenó que todos los casos sean incorporados a un único expediente para su reapertura e investigación y solicitó que se designe un fiscal imparcial para investigarlos. En un largo fallo dado a conocer hoy, el juez criticó con dureza a la fiscal Graciela López de Filoñuk y a su par del Juzgado Federal N° 2, Alejandro Sánchez Freytes, quienes estuvieron hasta hace poco al frente de las causas. Vaca Narvaja consideró que Filoñúk y Sánchez Freytes investigaban cada caso por separado y luego los desestimaban. "Pero todo debe ser entendido en un contexto y en una conducta", dijo el magistrado a Infojus Noticias.

En Córdoba, se instruye otra causa conocida como “de los magistrados”. Allí se investiga la complicidad de cinco funcionarios judiciales en el fusilamiento de treinta presos políticos durante la dictadura. La investigación estuvo un año y medio paralizada, hasta que la Cámara la reactivó meses atrás. Luis Rueda no está procesado en ese expediente, pero muchos creen que "lo salvó una artimaña judicial". Es que hasta hace poco, Rueda era la máxima autoridad de la Justicia Federal de Córdoba. Cada vez que un sobreviviente testigo lo salpicaba en su declaración, durante un juicio, Rueda se autodenunciaba en la fiscalía de Filoñuk y aportaba “pruebas” para la investigación. Sistemáticamente, la fiscal Filoñuk declaraba la falta de mérito.

Sin embargo, fue la propia Cámara Federal de Apelaciones de Córdoba quien resolvió que el juez Vaca Narvaja profundizara en las denuncias existentes contra Rueda, ya que de los expedientes surgía que cada vez que había una denuncia contra el magistrado, las mismas eran “desestimadas prematuramente, en base a una apreciación absolutamente superficial de pruebas insuficientes, agregadas –por lo general- a pedido de quien debía ser investigado”. Es decir, el mismo Rueda.

En el fallo, Vaca Narvaja le solicitó al Fiscal General Alberto Losada que defina si Filoñuk está en condiciones de investigar a Rueda. El magistrado consideró que el ahora investigado pudo haber contado con “protección” de sus pares para evitar el avance de la causa. Filoñuk y Rueda fueron compañeros de trabajo en una fiscalía durante los primeros años de democracia; Vaca Narvaja no descartó llamarla a declarar como testigo, por eso, sugiere que sea apartada.

El expediente lleva por carátula el nombre de un sobreviviente de La Perla: Gustavo Contepomi.

WC/LL

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada