martes, 28 de abril de 2015

Detenido el coronel retirado Devoto imputado en los vuelos de la muerte

DETUVIERON AUN FUNCIONARIO
Represor delasotista

 Por Diego Martinez
El coronel retirado Alberto Luis Devoto, funcionario del gobierno de Córdoba y asesor de José Manuel de la Sota desde hace veinte años, fue detenido ayer por orden de la jueza federal de San Martín, Alicia Vence, imputado por delitos de lesa humanidad durante la última dictadura. El fiscal federal Miguel Angel Blanco García Ordás había pedido su detención para indagarlo en la causa que investiga los vuelos de la muerte en el Batallón de Aviación Militar 601 de Campo de Mayo, donde funcionó el mayor centro clandestino de detención del país. De la Sota manifestó “sorpresa y desconcierto” por la detención de su ex secretario privado, destacó “la trayectoria profesional que hemos compartido”, recordó que fue Héroe de Malvinas y pidió que la Justicia actúe “con rigor, equilibrio y agilidad para esclarecer la verdad y evitar especulaciones malintencionadas”.

Los vuelos fueron el método por excelencia para desaparecer personas desde Campo de Mayo. En 1991 el oficial Eduardo Stigliano, ya fallecido, contó en un expediente del Ejército que por orden superior había matado “subversivos prisioneros”, que los médicos les aplicaban “inyecciones mortales de la droga Ketalar”, los envolvían en bolsas, los subían a aviones o helicópteros y los tiraban al Río de la Plata. En 1995, tras la confesión de Adolfo Scilingo, dos ex guardias de El Campito también lo admitieron: el sargento Víctor Ibáñez ante el periodista Fernando Almirón, el suboficial Pedro Caraballo ante la Asociación de Abogados.

La causa 323, Irregularidades en el Batallón de Aviación Miltar 601 de Campo de Mayo, se inició en 2008 a pedido del abogado Pablo Llonto. La fiscalía de San Martín le tomó testimonio a cientos de ex conscriptos, que reforzaron las pruebas y coincidieron en sus relatos. El viernes último la jueza Vence ordenó las primeras capturas y allanamientos. El ex jefe del Batallón en 1976 y 1977, teniente coronel Luis del Valle Arce, ya tenía arresto domiciliario en otra causa. La Policía de Seguridad Aeroportuaria detuvo al subjefe de esa unidad entre 1976 y 1978, teniente coronel Delsis Angel Malacalza, al ex oficial de Personal capitán Horacio Alberto Conditi, y a Devoto, que según la fiscalía era oficial de Inteligencia del Batallón. Los cuatro serán indagados a partir de hoy. La PSA también allanó los domicilios de los oficiales José María Lance y Alberto del Campo, que hasta anoche no habían sido capturados.

La jueza tiene previsto indagar a los imputados a priori por tres víctimas. Roberto Arancibia, militante del Partido Revolucionario de los Trabajadores, estuvo secuestrado nueve meses. Su cuerpo apareció en febrero de 1978 en Las Toninas con fracturas compatibles con las de quienes fueron arrojados desde aviones, según determinó el Equipo Argentino de Antropología Forense. Adrián Enrique Accrescimbeni y Juan Carlos Rosace, ex compañeros de cuarto año en el colegio Emilio Mitre de San Martín, fueron secuestrados el 5 de noviembre de 1976 y vistos en El Campito. Sus cuerpos aparecieron a fines de 1976 en la costa de Punta Indio y fueron inhumados como NN en el cementerio de Magdalena. Más allá de los pocos casos probados sobre víctimas de Campo de Mayo que el mar devolvió a las costas, la fiscalía pedirá que se indague a los imputados como parte de una asociación ilícita responsable de los homicidios y desapariciones de miles de personas, por entender que los vuelos fueron el método más común para eliminar a los secuestrados de Campo de Mayo y que tres casos no reflejan la dimensión de los crímenes cometidos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada