miércoles, 15 de febrero de 2012

Cuarto juicio por crímenes de lesa humanidad

El cuarto juicio por crímenes de lesa humanidad cometidos en Córdoba por la dictadura comenzó hoy a las 9.50 en el Tribunal Oral Federal Nº2, con la novedad de que es el primero que se realiza sin Luciano Benjamín Menéndez en el banquillo.

Tras la revisión de los datos personales de los tres acusados, los ex integrantes del Comando Radioeléctrico de la Policía Pedro Nolasco Bustos (ex comisario), José Vicente Woroná y José Filiberto Olivieri, a las 10 se puso en marcha la lectura de la requisitoria fiscal de elevación a juicio, en la que se detallan los secuestros y crímenes de tres militantes de la Juventud Peronista: Jorge Manuel Diez, Ana María Villanueva y Carlos Delfín Oliva (ver el texto completo en PDF).

Menéndez también debería estar como acusado en este juicio, pero fue apartado porque tenía pendientes otros procesos. De todos modos, el año pasado un perito de la Corte Suprema dictaminó que no está en condiciones de salud de someterse a juicio, ni siquiera a través del sistema de videoconferencia. Actualmente cumple con arresto domiciliario en su casa de Bajo Palermo.

Nulidad. El juicio estaba previsto inicialmente para diciembre pasado, pero se fue postergando por las recusaciones planteadas contra dos de los integrantes del Tribunal: José Fabián Asís (fiscal adjunto en la primera condena de Menéndez) y José María Pérez Villalobo (el otro miembro es Carlos Lascano).

Hoy, los abogados Benjamín Sonzini Astudillo y Alvaro Gáname (defensores de Nolasco Bustos y Woroná), insistieron sobre esa recusación, que está pendiente de un recurso extraordinario: pidieron la suspensión del juicio hasta una respuesta definitiva, lo que fue rechazado por el fiscal Carlos Gonella (habló de "un festival de recusaciones") y los querellantes.

Mañana se dará respuesta al planteo y es posible que los acusados, imputados de privación ilegítima de la libertad agravada y homicidio calificado, hagan uso de la palabra. En el juicio también interviene Elías Razek como abogado defensor de Olivieri.

El único querellante es Ángel Villanueva, hermano de Ana María, una de las tres víctimas. Es representado por los abogados de Hijos Claudio Orosz y María López.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada